Dando cuenta que no sólo los hijos de Scat Daddy tienen algo que decir en el proceso selectivo de éste año, Casablanca Fighter se adjudicó el Clásico Álvaro Covarrubias P. Carrera de 1.600 metros reservada para machos de dos años.

Durante la primera parte de la prueba el binomio compuesto por el hijo de Boboman y el jinete  Gonzalo Ulloa, se mantuvo  en las últimas posiciones esperando el  momento preciso para comenzar su arremetida.

Al pasar el poste de los últimos doscientos metros el pensionista de Juan Pablo Baeza inició una violenta atropella por el centro de la pista, lo que le permitió ir pasando uno a uno a sus contrincantes, alcanzando y venciendo en la meta a Greiff, ejemplar que quedó relegado al segundo puesto por medio pescuezo.

De esta manera este macho colorado obtuvo su segundo triunfo consecutivo en las pistas de Club Hípico de Santiago, en un tiempo de 01.33.82 y se perfila como uno de los grandes protagonistas de los siguientes clásicos de la generación.

Es importante mencionar que Fantasmagórico con monta de Jorge A. González obtuvo el tercer puesto, mientras que Dimanche con su jinete Rodolfo Fuenzalida se quedó con el cuarto lugar de la carrera.