Una velada para recordar vivió hoy Papelón, al adjudicarse por cuarta vez el Clásico Club Hípico de Santiago Falabella. El hijo de Morthir demostró una vez más que cuando se trata de carreras de larga distancia él es el monarca indiscutido en el pasto capitalino.

Si bien el macho alazán se quedó un poco rezagado en los primeros metros de la carrera, al entrar a tierra derecha comenzó a adelantar puestos, en busca del anhelado primer lugar.

El crédito del Stud Kekita hizo vibrar de emoción a todos los asistentes que vieron como el siete añero atropellaba en los últimos metros con el poder que lo caracteriza, pasando uno a uno a sus rivales.

El pensionista de Carlos Urbina venció por 2 cuerpos ½ a Kasper realizando un tiempo de  02.02.61, con lo cual demostró que sigue reinando en el césped del Club Hípico de Santiago.

Con este triunfo el ejemplar dirigido por Luis Torres, no sólo se adjudicó los 30 millones de pesos que se repartían al primer lugar, sino que también quedó en los anales de la historia hípica nacional, al igualar con cuatro victorias a Salpicón, caballo ganador del Clásico consecutivamente desde 1919 a 1922.

Cabe destacar que en esta oportunidad completaron el podio El Tepe con Jorge A. Gonzalez en tercer lugar, mientras que en cuarto puesto llegó Shesgoing Tobefun con Manuel Martínez en las riendas.